jueves, 2 de junio de 2011

Principios de mecánica corporal

La buena mecánica  corporal es el uso eficiente, coordinado y seguro del cuerpo para producir el movimiento y mantener el equilibrio durante la actividad.  

Es la utilización adecuada del cuerpo humano. Comprende las normas fundamentales que deben respetarse al realizar la movilización o transporte de un peso, con objeto de utilizar el sistema osteomuscular o musculoesquelético de forma eficaz, reduciendo la energía requerida para moverse y mantener el equilibrio, evitando la fatiga innecesaria y la aparición de lesiones. Su finalidad principal es facilitar el uso seguro y eficiente del grupo de músculos adecuado.

La correcta mecánica corporal es esencial tanto para prevenir lesiones en los cuidadores que realizan las movilizaciones a los paciente, como para las personas que son movilizadas.

La incorrecta puesta en práctica  de  estas cnicas puede tener como consecuencia fatiga, resbalones, desequilibrios, etc. por parte del profesional, que podrían conllevar la caída o lesión de la persona dependiente que es siendo en ese momento atendida.

La mecánica corporal implica tres elementos básicos:

Alineación corporal (postura): es la organización geométrica de las partes del cuerpo relacionadas entre sí.

Equilibrio  (estabilidad):  es  un  estado  de  nivelación  entre  fuerzas  opuestas  que  se compensan y anulan mutuamente para conseguir una estabilidad. 

Movimiento coordinado del cuerpo.


A.  Principios generales y normas fundamentales de la mecánica corporal 

Los principios generales y las normas fundamentales de mecánica corporal que los profesionales siempre deberán tener en cuenta a la hora de movilizar a un paciente, son las que destacamos a continuación.

                 

PRINCIPIOS GENERALES DE MECÁNICA CORPORAL

Cuando se trabaja a favor de la gravedad, se facilita el movimiento.    

Los músculos se encuentran siempre en ligera contracción.

El esfuerzo que se requiere para mover un cuerpo depende de la resistencia del cuerpo y de la fuerza de la gravedad.

Es importante conservar el centro de gravedad bajo, flexionando la cadera y rodillas y evitando doblar  la cintura. De esta forma, se distribuye el peso de forma uniforme entre la mitad superior e inferior del cuerpo y se mantiene mejor el equilibrio.

Apoyarse sobre una base amplia, separando muy bien los pies, proporciona estabilidad lateral y desciende el centro de gravedad.


NORMAS FUNDAMENTALES DE MECÁNICA CORPORAL 

Preparar el espacio físico en que se realizará la actividad, retirando los objetos que pudieran estorbar o entorpecer.

Colocar al paciente o los objetos a movilizar en la posición adecuada. 

Aumentar la estabilidad corporal, ampliando la base de sustentación o apoyo y descendiendo el centro  de  gravedad.   

Para  ello  separaremos  los  pies,  adelantando  uno  respecto  al  otro  y colocándolos en dirección al movimiento; también, flexionaremos las piernas.

Mecánica corporal para el personal de enfermería (II).



Tomado de “Tecnología Sanitaria”. Editorial Intesa. Ilustración cedida por INTESA Centro de Estudios.

 Proteger la espalda. Al levantar un objeto pesado del suelo no hay que doblar la cintura, sino flexionar las piernas y elevar el cuerpo, manteniendo recta la espalda. 

De esta forma, el esfuerzo queda a cargo de los músculos de las piernas y no de los de la espalda.


        Mecánica corporal para el personal de enfermería (III).

Tomado de “Tecnología Sanitaria”. Editorial Intesa. Ilustración cedida por INTESA Centro de Estudios.

Sujetar o trasladar un objeto manteniéndolo próximo al cuerpo. Así se acercan los centros de gravedad implicados: el nuestro propio y el del objeto. 

Deslizar  o  empujar  requiere  menos  esfuerzo  que  levantar  (pues  esto  último  implica  un movimiento  contrario a la gravedad). Para aumentar la eficacia del deslizamiento o empuje podemos reducir la fricción procurando que la superficie sobre la que realizamos el movimiento eslo más lisa posible. 

Utilizar el peso de nuestro cuerpo para facilitar la maniobra de empujar o tirar de un objeto, contrarrestando su peso, lo que exige menor energía en el desplazamiento. 

El cuerpo debe mantener una alineación adecuada mientras se hace un esfuerzo. Girar el tronco dificulta la movilización.

Cuando vaya a llevar a cabo un giro, deberá realizarlo con los pies y no con la columna. Para ello, deberá colocar el pie en la misma dirección en la que se vaya a hacer el giro. 

Mecánica corporal para el personal de enfermería (IV).

Tomado de “Tecnología Sanitaria”. Editorial Intesa. Ilustración cedida por INTESA Centro de Estudios.


Cuando la realización de la tarea supone algún riesgo para el paciente o para el sanitario, hay que solicitar la ayuda de otro profesional o recurrir a ayudas cnicas (grúa o elevador).



Como profesionales debemos  tener en cuenta… 

Tanto  en  la  realización  de  cambios  posturales  y  otros  movimientos  a  pacientes encamados  como  en  cualquier  otra  actividad  que  precise  sostener  o  desplazar  a personas  u  objetos,  es  necesario  observar  los  principios  básicos  y  las  normas fundamentales de menica corporal, con el fin de evitar lesiones o contracturas en el profesional y riesgos para el paciente.



B.  Realización correcta de determinadas posturas para evitar lesiones  

Pasamos a detallar la correcta realización de determinadas posturas para evitar lesiones:



 B.1.  Para sentarse correctamente­ 

Siéntese de modo que la espalda apoye contra el respaldo de la silla y con la región sacra o glútea  bien  hacia  atrás.  De  este  modo,  el  apoyo  se  realizará  sobre  las  tuberosidades isquiáticas (abultamientos óseos del isquion, palpables en la región glútea) y no el sacro (parte  final de la columna junto con el coxis), lo que facilita la correcta alineación de la columna vertebral.

­  Plante bien los pies en el suelo, formando un ángulo de 9 con las piernas.

­  Flexione un poco la columna lumbar (o cintura) para mantener la curvatura natural.

­  Si la silla tiene brazos, flexione los codos y apóyelos antebrazos para evitar la distensión de los hombros.


 B.2.  Para pararse correctamente…

Mantenga los pies paralelos entre sí, separados unos 15-20 centímetros. Distribuya el peso por igual entre ambos miembros inferiores.
Flexione ligeramente las rodillas.
Retraiga la zona glútea y el abdomen hacia atrás, saque un poco el pecho y eche hacia atrás los hombros.  Coloque el cuello recto con el mentón o barbilla ligeramente hacia abajo 

B.3.  Para agacharse correctamente…

Permanezca parado, con los pies separados unos 25-30 cm, con uno de ellos ligeramente adelantado para aumentar la base de apoyo.
Baje el cuerpo flexionando las rodillas, realizando un mayor apoyo sobre el pie adelantado.
Mantenga la espalda recta, sin doblar la cintura.
Para levantarse, extienda las rodillas conservando recta la espalda. 

B.4.  Para levantar y cargar correctamente…
 Colóquese  junto  a  la  persona  o  el  objeto  en  la  misma  dirección  en  que  realizará  el movimiento (para evitar que la columna gire al levantarlo), con posición encorvada.
Flexione ligeramente las rodillas.
Agarre al paciente u objeto y contraiga los sculos abdominales.
Levántese extendiendo las rodillas, con ayuda de los músculos de las piernas y la cadera.
Mantenga la espalda recta.
Cargue al paciente u objeto cerca de la cintura (centro de gravedad) para evitar forzar los músculos de la espalda.

B.5.  Para empujar y tirar correctamente…
Colóquese  junto  al  paciente  u  objeto,  con  un  pie  ligeramente  adelantado.  Apriete  los músculos de las piernas y fije la pelvis, contrayendo simultáneamente abdominales y glúteos.
o    Para empujar: Apoye las manos sobre el paciente u objeto y flexione los codos; inclínese  y realice una presión continua y suave, trasladando el esfuerzo de la pierna atrasada a la adelantada.
o    Para  tirar:  Agarre  al  paciente  u  objeto  y  flexione  los  codos.  Inclinándose  en dirección  contraria, traslade el esfuerzo de la pierna adelantada a la atrasada, tirando suavemente y de forma continua.
Una vez que el objeto se empiece a mover, no pare. Gastará más energía si se detiene y vuelve a empezar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada