jueves, 26 de mayo de 2011

Técnicas de preparación y administración de medicación por vía oral, tópica y rectal.

Antes de administrar un fármaco a un paciente SIEMPRE será necesario seguir cuidadosamente los siguientes PASOS PREVIOS:

  • Comprobar que el medicamento es el correcto.
  • Comprobar que el paciente es el correcto.
  • Comprobar que la vía de administración que vamos a utilizar es la correcta.
  • Comprobar que la dosis es la correcta.
  • Comprobar que lo administramos a la hora correcta.


Además de estas cinco comprobaciones, también contrastaremos que:




  • El medicamento ha sido prescrito correctamente por el médico.
  • El paciente NO sufre alergia al medicamento que le vamos a administrar.





A. Vía oral.

Consiste en la toma del medicamento por la boca. Es la vía más utilizada por su comodidad y por ser, generalmente, bien aceptada por el paciente.


Sus inconvenientes son la lentitud en la absorción del fármaco y, por tanto, del comienzo de sus efectos, además de la posible irritación de la mucosa gástrica.


Los medicamentos que pueden ser administrados por vía oral se suelen presentar en uno de los siguientes formatos:




 . Comprimidos . Cápsulas . Jarabes . Sobres .Efervescentes.





Procedimiento: Administración Vía Oral

Comprobar que hemos realizado los PASOS PREVIOS a la administración de un fármaco a un paciente.
  • Explicar al paciente que va a tomar la medicación.
  • Lavar las manos y colocar guantes si es necesario.
  • Colocar al paciente en sedestación o con la cabecera suficientemente elevada (en posición Fowler o semi-Fowler).
  • Facilitar agua o zumo de frutas al paciente junto con el medicamento.
  • Permanecer al lado del paciente hasta que ingiera la medicación para descartar cualquier eventualidad o accidente (caída de la medicación, atragantamiento, etc.)
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.



B. Vía sublingual.


El fármaco se administra a través de la boca, colocándolo debajo de la lengua hasta que se disuelva y se reabsorba a través de la mucosa. Es una vía de absorción muy rápida debido a la existencia de abundantes capilares en la zona.


Utilizaremos esta vía principalmente para medicación antihipertensiva, ansiolíticos o para la Cafinitrina (administrada en crisis dolorosas cardíacas como angor o infartos).





Procedimiento: Administración Vía Sublingual


Comprobar que hemos realizado los PASOS PREVIOS a la administración de un fármaco a un paciente.

  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes si es necesario.
  • Colocar al paciente en posición cómoda.
  • Pedir al paciente que sitúe el fármaco debajo de la lengua; le insistiremos en que no debe masticarlo ni tragarlo. También, le informaremos de que le facilitaremos agua o zumo de frutas una vez haya finalizado la absorción del mismo.
  • Permanecer al lado del paciente hasta que haya finalizado la toma del medicamento para asegurarnos de que no ocurre ninguna eventualidad o accidente (caída de la medicación, atragantamiento, etc.)
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.



C. Vía tópica.


El fármaco se aplica directamente sobre la piel o las mucosas. Dentro de esta vía, podemos distinguir:

  • Vía cutánea: se refiere a la piel, propiamente dicha.
  • Vía nasal: referida a las fosas nasales.
  • Vía oftálmica: se refiere a los ojos.
  • Vía ótica: hace referencia al oído.
Como inconveniente, debemos decir que puede producir algún efecto local sobre la piel, como irritación.




Procedimiento: Administración Vía Cutánea


Comprobar que hemos realizado los PASOS PREVIOS a la administración de un fármaco a un paciente.

  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes si es necesario.
  • Colocar al paciente en posición cómoda.
  • Descubrir la zona de aplicación, retirando accesorios, ropa, apósitos, si existiesen.
  • Si es necesario, limpiar la zona previamente.
  • Aplicar el medicamento, ayudándonos si fuese preciso de gasas o algodón.
  • Colocar apósito si fuese necesario.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.




Procedimiento: Administración Vía Oftálmica


Comprobar que hemos realizado los PASOS PREVIOS a la administración de un fármaco a un paciente.

  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes.
  • Colocar al paciente en posición cómoda, con la cabeza hacia atrás y mirando hacia arriba.
  • Limpiar las posibles secreciones o suciedad del ojo o los ojos con suero fisiológico y gasas. Se limpia siempre desde la parte interna del ojo (lagrimal) hacia la externa, utilizando UNA GASA DISTINTA PARA CADA OJO.
  • Aplicar el medicamento retrayendo ligeramente el párpado inferior, en el saco conjuntival (espacio comprendido entre el párpado inferior y el globo ocular).
  • Evitar siempre tocar la córnea.
  • Colocar apósito oclusivo (que cierre el ojo), si fuese necesario.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.




Procedimiento: Administración Vía Ótica


Comprobar que hemos realizado los PASOS PREVIOS a la administración de un fármaco a un paciente.

  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y colocar guantes.
  • Posicionar al paciente sentado o tumbado y con la cabeza recostada sobre el oído no afectado.
  • Tirar ligeramente de la oreja hacia arriba y atrás.
  • Administrar las gotas sobre las paredes del oído.
  • Una vez finalizada la aplicación, el paciente continuará en la posición en que le colocamos durante unos minutos para que el fármaco actúe.
  • Colocar un algodón en el orificio posteriormente si fuese necesario.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.




Procedimiento: Administración Vía Nasal


Comprobar que hemos realizado los PASOS PREVIOS a la administración de un fármaco a un paciente.

  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes.
  • Colocar al paciente en posición cómoda, con la cabeza hacia atrás.
  • Administrar las gotas dentro de las narinas (orificios nasales), indicando al paciente que respire por la boca para evitar que estornude.
  • Mantener al paciente en dicha posición hasta pasados unos minutos tras la aplicación del fármaco.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.




D. Vía rectal.


Suele emplearse para tratamientos locales o sistémicos (generales) en pacientes con dificultades para tragar o deglutir; que no toleran la vía oral (y no es posible la administración inyectable); que se encuentran inconscientes; o para la administración de fármacos que irritan la mucosa gástrica.


Presenta como inconvenientes la incomodidad de la administración, la irritación de mucosas o las irregularidades en la absorción.


Los medicamentos que se pueden administrar por vía rectal se presentan en los siguientes formatos:


. Supositorios. . Pomadas. . Enemas.





Procedimiento: Administración Vía Rectal


Comprobar que hemos realizado los PASOS PREVIOS a la administración de un fármaco a un paciente.

  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y colocar guantes.
  • Posicionar al paciente en decúbito lateral, de forma que se encuentre cómodo.
  • Separar con una mano los glúteos y administrar la medicación con la otra mano, atravesando el esfínter anal.
  • Cuando el medicamento sea un enema, es posible que sea necesaria la utilización de un lubricante antes de la introducción en el recto del dispositivo de aplicación.
  • Pedir al paciente que mantenga la posición, con las nalgas oprimidas y que aguante el deseo de defecar durante unos minutos.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.




E. Vía nasogástrica.


La vía nasogástrica suele ser utilizada cuando el paciente tiene problemas en la deglución (dificultad al tragar), cuando presenta disminución del nivel de consciencia, o cuando se niega a ingerir alimentos y medicamentos por vía oral, como puede darse en el caso de pacientes psiquiátricos o demenciados. Es, por tanto, una vía que se utiliza con cierta frecuencia en pacientes dependientes.


La administración de medicación por esta vía debe ser realizada, en todos los casos, por personal cualificado y convenientemente entrenado en dicha técnica.





Procedimiento: Administración Vía Nasogástrica


Material necesario: jeringa de 50cc, agua, mortero o similar para triturar la medicación.


Procedimiento:


Comprobar que hemos realizado los PASOS PREVIOS a la administración de un fármaco a un paciente.

  • Explicar al paciente el procedimiento si estuviese consciente.
  • Lavar las manos y colocar guantes.
  • Preparar la medicación: disolver en 30 cc de agua el medicamento previamente triturado.
  • Colocar al paciente en posición Fowler o semi-Fowler.
  • Pinzar la sonda nasogástrica y retirar el tapón.
  • Colocar el cono de la jeringa en la conexión de la sonda. Despinzar y administrar la medicación.
  • Realizar el lavado de la sonda nasogástrica con agua tras la administración para evitar residuos de medicamentos.
  • Colocar de nuevo el tapón a la sonda.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.




MUY IMPORTANTE


La administración de medicación por esta vía debe ser realizada, en todos los casos, por PERSONAL CUALIFICADO Y CONVENIENTEMENTE ENTRENADO en dicha técnica.


Como profesionales debemos tener en cuenta...


Antes de administrar un fármaco a un paciente SIEMPRE será necesario seguir cuidadosamente los siguientes PASOS PREVIOS:





  1. Comprobar que el medicamento es el correcto.
  2. Comprobar que el paciente es el correcto.
  3. Comprobar que la vía de administración que vamos a utilizar es la correcta.
  4. Comprobar que la dosis es la correcta.
  5. Comprobar que lo administramos a la hora correcta.
  6. Además de estas cinco comprobaciones, también contrastaremos que:
  7. El medicamento ha sido prescrito correctamente por el médico.
  8. El paciente no sufre alergia al medicamento que le vamos a administrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada