lunes, 23 de mayo de 2011

Principios anatomofisiológicos del aparato digestivo

El sistema digestivo está constituido por un tubo de unos 10 -12 m de longitud y un conjunto de estructuras llamadas glándulas anejas cuya labor principal consiste en la transformación de los alimentos que ingerimos en sustancias más simples fácilmente utilizables por el organismo. Tal es el caso de las glándulas salivales, el hígado, la vesícula biliar y el páncreas.
Sus funciones básicas se pueden resumir en:
- Ingesta y trituración de los alimentos.  

- Transporte.
- Digestión.
- Absorción intestinal.
- Eliminación de los residuos.

Aparato digestivo
Tomado de "Diccionario MOSBY de Medicina y Ciencias de la Salud", Editorial DOYMA LIBROS, S.A.


Cavidad bucal

Constituye la vía de entrada de los alimentos a nuestro organismo. Se comunica con el exterior a través de los labios y con la faringe, en su parte posterior, a través del orificio bucofaríngeo o istmo de las fauces. En su interior encontramos distintas estructuras:
  • Lengua: es una estructura muscular que está situada en el suelo de la cavidad bucal. Ayuda a la movilización del alimento y contiene las papilas gustativas, que son las responsables del sentido del gusto.
  • Glándulas salivales: son las encargadas de sintetizar y verter la saliva a la cavidad bucal. La saliva no sólo contiene enzimas que comienzan a degradar los alimentos, sino que también contiene sustancias con propiedades antimicrobianas. Hay tres tipos de glándulas salivales: parótida, submaxilar y sublingual.
Localización de las glándulas salivales.
Tomado de "Diccionario MOSBY de Medicina y Ciencias de la Salud", Editorial DOYMA LIBROS, S.A.
  • Dientes: se utilizan para cortar, picar y procesar los alimentos para su posterior ingestión.
           Cada diente está formado por:
- una corona;  
- raíces (entre dos y cuatro);
- un cuello, que se extiende desde la corona a la raíz.  
Cada diente contiene también una cavidad llena de una pulpa rica en vasos y nervios. La porción sólida del diente está formada por dentina, que forma la parte más voluminosa del diente; esmalte, que cubre la porción expuesta de la corona; y una fina capa de hueso en la superficie de la raíz.  

Los dientes se clasifican según su función. Así, tenemos:
- Incisivos: son 8 y sirven para cortar los alimentos;  
- Caninos: son 4. Cortan y desgarran.
- Premolares: son 8 y ayudan a triturar los alimentos.
- Molares: pueden ser hasta 20. Sustituyen a los premolares en la dentición definitiva  y sirven para aplastar y triturar los alimentos.  
  • Techo: el techo de la cavidad bucal está constituido, en su parte anterior, por el paladar duro; y en su parte posterior, por el paladar blando. En la parte postero- inferior del paladar blando se encuentra la úvula o campanilla, cuya estimulación provoca el reflejo nauseoso. Los alimentos, una vez en la boca, son triturados por los dientes y tratados con los enzimas de la saliva, dando lugar al bolo alimenticio.
Faringe.
 
Situada en la parte posterior de la cavidad bucal, nasal y laríngea. Está dividida en tres partes:
  • Nasofaringe: situada detrás de la nariz. Se extiende desde la ventana nasal posterior hasta el paladar blando. En ella se localizan las amígdalas faríngeas o adenoides que, cuando aumentan mucho de tamaño, pueden obstruir el paso del aire desde la nariz a la garganta produciendo la patología llamada vegetaciones.
  • Orofaringe: se extiende desde el paladar blando hasta la altura del hueso hioides. Entre sus pliegues se encuentran las amígdalas palatinas. La inflamación o infección de estas amígdalas produce la patología llamada amigdalitis.
  • Laringofaringe: se sitúa detrás de la laringe. En su parte anterior continúa con la laringe y en su parte posterior con el esófago. Contiene la epiglotis, que en el momento de la deglución se coloca sobre la laringe cerrándola para evitar que el alimento vaya al árbol bronquial.
 
  Estructura de las vías nasales y faringe.
Tomado de "Diccionario MOSBY de Medicina y Ciencias de la Salud", Editorial DOYMA LIBROS, S.A.


Esófago

Es un conducto muscular que mide, aproximadamente, 24 cm y se extiende desde la faringe hasta el estómago. Atraviesa todo el tórax, situándose por detrás de la tráquea y del corazón. Habitualmente, es una cavidad virtual; es decir, sus paredes sólo se abren cuando pasa el bolo alimenticio. El cardias es el punto a través del cual el esófago se comunica con el estómago.
Su función consiste en conducir los alimentos desde la boca al estómago propulsándolos con unos movimientos involuntarios que realiza y que se llaman contracciones peristálticas.

Es un conducto muscular que mide, aproximadamente, 24 cm y se extiende desde la faringe hasta el estómago. Atraviesa todo el tórax, situándose por detrás de la tráquea y del corazón. Habitualmente, es una cavidad virtual; es decir, sus paredes sólo se abren cuando pasa el bolo alimenticio. El cardias es el punto a través del cual el esófago se comunica con el estómago.
Su función consiste en conducir los alimentos desde la boca al estómago propulsándolos con unos movimientos involuntarios que realiza y que se llaman contracciones peristálticas.

Estómago

Habitualmente tiene forma de J. En su parte superior se fija al esófago y en su parte inferior al duodeno. Mide unos 25 cm de longitud y entre 10 y 15 cm de anchura.
En él se encuentra el píloro, que es el límite entre el estómago y el duodeno.
El estómago cuenta con una capa interna formada por glándulas que segregan sustancias que favorecen la digestión.
El cardias y el píloro son esfínteres; es decir, mecanismos de cierre de seguridad para evitar que el alimento, una vez en el estómago, pase de nuevo al esófago, en el caso del cardias; y para evitar el paso de los alimentos de nuevo al estómago, una vez que han pasado al duodeno, en el caso del píloro. Tanto el cardias como el píloro están constituidos por fibras de músculo liso.
La función del estómago es almacenar los alimentos, mezclarlos con el producto de sus células secretoras y absorber algunas sustancias como agua y alcoholes.


Intestino delgado

Se inicia en el píloro y termina en la válvula ileocecal, por la que se une a la primera parte del intestino grueso. Tiene una longitud aproximada de 6 metros y un diámetro de unos 2.5 cm. Está formado por tres porciones:

  • Duodeno: es la primera parte del intestino delgado. Tiene forma de C porque se adapta a la silueta de la cabeza del páncreas. Mide aproximadamente unos 25 cm. En él desembocan tres conductos: uno, proveniente del hígado y la vesícula biliar (el conducto colédoco); y otros dos provenientes del páncreas (el conducto Wirssung y el conducto de Santorini). A través de estos conductos llegan al duodeno jugos provenientes de estas dos glándulas que participan en el proceso de digestión.

  • Yeyuno e íleon: el yeyuno y el íleon son las dos porciones siguientes del intestino delgado. El yeyuno comienza a continuación del duodeno; el íleon es la parte final del intestino delgado y termina en la válvula ileocecal. El calibre de ambos disminuye lenta pero progresivamente en su camino hacia el intestino grueso. La separación o límite entre el yeyuno e íleon no es apreciable.



Anatomía del intestino delgado
Tomado de "Diccionario MOSBY de Medicina y Ciencias de la Salud", Editorial DOYMA LIBROS, S.A.

Las funciones del intestino delgado son la de terminar el proceso de la digestión y absorber los productos finales del proceso digestivo. Esta absorción la realizan las vellosidades intestinales.


Intestino grueso

Se inicia en la válvula ileocecal y termina en el recto. Tiene forma de marco y su longitud varía entre 1.4 y 1.8 metros; su calibre disminuye progresivamente. Está formado por tres porciones:
  • Ciego: es la primera porción y tiene forma de fondo de saco. En ella se encuentra una prolongación que es el apéndice vermiforme que, cuando se inflama, produce la patología conocida con el nombre de apendicitis.
  • Colon: es la siguiente porción y termina en el recto.
  • Recto: tiene unos 20 cm de longitud y es la última porción del intestino grueso. Se abre al exterior por medio del orificio anal.
La función del intestino grueso es la de absorber agua y eliminar los productos de desecho de la digestión.
 
 
Anatomía del intestino grueso
Tomado de "Diccionario MOSBY de Medicina y Ciencias de la Salud", Editorial DOYMA LIBROS, S.A.
 

  Páncreas

Es una glándula adyacente al duodeno y tiene forma de pez. Se distinguen en ella tres partes:
  • cabeza
  • cuerpo
  • cola
Distinguimos en su interior dos tipos de tejido glandular:
  • Páncreas exocrino: sintetiza y libera jugo pancreático al duodeno. El jugo pancreático está constituido por enzimas digestivas que participan en la digestión de proteínas y grasas fundamentalmente.
  • Páncreas endocrino: formado por dos tipos de células que liberan hormonas que intervienen en la regulación del metabolismo de los hidratos de carbono. Las células alfa liberan glucagón y las células beta, insulina. Cuando estas últimas dejan de producir la insulina, bien porque se destruyan o bien porque pierdan esta capacidad, aparece la patología llamada diabetes. 
En el páncreas se encuentran dos conductos (conducto principal o de Wirsung y conducto accesorio o de Santorini) que desembocan en el duodeno.
 
Páncreas.
Tomado de "Diccionario MOSBY de Medicina y Ciencias de la Salud", Editorial DOYMA LIBROS, S.A.
Hígado

Es la mayor glándula del organismo y pesa, aproximadamente, 1.500 gr. Se divide en dos lóbulos principales:
  • lóbulo derecho
  • lóbulo izquierdo.
El hígado es la glándula encargada de sintetizar la bilis, que es una sustancia que participa en el proceso de digestión cuando desemboca en el duodeno. Una vez sintetizada, pasa a la vesícula biliar donde se almacena para pasar, posteriormente, al duodeno.
Las funciones del hígado son sintetizar y liberar la bilis, metabolizar los distintos tipos de nutrientes y fármacos y colaborar en la función defensiva del organismo al contar con células (células de Küpffer) que tienen la capacidad de destruir microorganismos y moléculas extrañas.
 
 

Vesícula biliar

Es un reservorio músculo-membranoso de forma ovalada cuya función es el almacenamiento de la bilis que procede del hígado. Durante la digestión de las grasas, la vesícula se contrae, expulsando el contenido al duodeno a través del colédoco.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada